16 abr. 2011

A cambio de nada

La naturaleza, tan generosa y paciente...


nos enseña a apreciar


esos detalles...


esas formas tan insignificantes para nosotros...


pequeños mundos que no sabíamos


ni que existían...